CARGANDO

Escribe para buscar

Opinión Rene Ocampo Ultimas noticias

Porque el precio del petróleo podría volverse más barato

Compartir

Por: René Ocampo

Mis queridos lectores, con el inmenso gusto de saludarlos, le quiero platicar que un barril del mar del norte “Brent” costó $ 44 en junio del año pasado, el precio subió temporalmente por encima de los $ 70 a mediados de este mes de junio, me pregunto una y otra vez, ¿el precio del petróleo pronto estará llegando a los $ 80?

 

Hay muchas razones para un aumento del precio del petróleo, la economía mundial está en auge, las empresas están produciendo más y necesitan más petróleo. “La demanda es por lo tanto fuerte en este momento”; ya el año pasado, la demanda fue mayor de lo que se esperaba e incluso en 2018, la Agencia Internacional de Energía ha predicho que continuará creciendo. Esta demanda se encuentra con un suministro escaso, una constelación ideal para el aumento de los precios.

En noviembre del año pasado, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) amplió sus recortes de subsidios, al negar el mercado diario a 1.8 millones de barriles del mercado total, de esta forma, quiere vaciar el almacenamiento de petróleo del mundo. La estrategia de la OPEP está dando sus frutos, en los EE.UU. y en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) las existencias disminuyen.

¿Qué viene después de la desintoxicación?

El boom comienza a ser aterrador. “El precio del petróleo ya puede considerarse exagerado” considerando que solo se está aplicando una sencilla ley de la oferta y la demanda, la OPEP, busca por medio de la producción planeada crear escases en un producto que puede ser en esta época aún muy abundante, pero, ¿Cuánto tiempo puede seguir la búsqueda del precio ideal y permanente del petróleo?

Desde mi particular punto de vista, puedo decir que es probable que los precios caigan pronto. La razón radica en la cuenca de petróleo de esquisto de EE. UU. El precio del petróleo se eleva entre 50 y 55 Dólares, con la extracción de petróleo de esquisto, a través del fracking, es ahora un negocio muy lucrativo. Sin embargo, mientras más petróleo arrojen los estadounidenses al mercado, mayores serán los precios bajo presión. “Sin embargo, esta dinámica aún no se ha filtrado al mercado”, hasta que los operadores de la planta puedan producir petróleo de esquisto bituminoso a gran escala, quienes estimo, necesitan de un plazo determinado para instalar o poner en marcha las plantas de extracción de esquisto, mientras tanto el precio del petróleo ha ido en aumento durante los seis meses pasados. Sin embargo, no hay duda de la probabilidad de que los estadounidenses pongan el precio del petróleo bajo presión. Recientemente, el Departamento de Estadísticas de Energía de EE. UU. Predijo que los productores de petróleo shale allí en 2018 produce más de diez millones de barriles por día por primera vez, un récord.

También es cuestionable cuánto tiempo los estados de la OPEP seguirán apegándose a estos recortes de fondos. Porque con la resolución,  que marca el objetivo principal de estos estados era llevar los inventarios a un recorte de cinco años. En la reunión programada a fines de junio de este año, los estados de la OPEP podrían relajar sus políticas y decidir llevar más petróleo al mercado mundial, por lo que pronostico que sea poco probable que el precio del petróleo suba por encima de los 75 dólares a largo plazo. En promedio, debería establecerse en los 65 y los 69 dólares.

Aunque el precio de la gasolina en México no se encuentra sujeto a estas medidas establecidas, sino que muy particularmente se encuentra sujeto a los subsidios y políticas internas del país, no se esperan precios de gasolina significativamente más bajos para los consumidores en las estaciones de servicio.

Al menos los clientes europeos pueden consolarse con la idea de que los precios en las bombas de gasolina apenas han reconstruido el repunte del petróleo en las últimas semanas. Los consumidores simplemente juegan con el euro fuerte en sus manos. Debido a que el petróleo se comercializa en dólares en el mercado mundial, ahora el petróleo es más barato para los compradores europeos.

La tercera demanda

 

Tanto los productores de petróleo de esquisto de EE. UU., como la alianza de reducción de apoyo de la OPEP solo tienen una influencia indirecta, en la demanda mundial. Hasta el momento, no me parece que exista un motivo de preocupación desde la perspectiva de las multinacionales petroleras, ya que de acuerdo al  Fondo Monetario Internacional, la economía mundial probablemente continuará creciendo con fuerza en 2018, en un 3.7 por ciento.

 

Esas son buenas noticias para los productores de petróleo, ya que una economía global que está creciendo necesita más petróleo, por lo que la demanda aumente en 1.6 millones de barriles este año, por lo que solo una depresión económica global podría causar una caída de los precios de manera dramática, por lo que solo podría haber un reajuste significativo en el precio al momento de tener que producir más petróleo para satisfacer las necesidades mundiales de este producto.

 

Puedo comentar que es improbable que la exageración que rodea a los automóviles eléctricos juegue un papel importante para los productores de petróleo en el próximo año, ya que resulta muy difícil producir estos vehículos en masas a precios asequibles, aunque Telsa prometió durante 2017, aumentar la producción de su primer modelo en masa (“Modelo 3”) a 5,000 unidades por semana. Eso sería un avance frente a las ventas aún bajas de autos eléctricos. Pero, hubo problemas, en el último trimestre de 2017, solo 1,550 “Modelo 3” salieron de la línea de producción, lo que reafirma mi dicho. Probablemente habrá 5.000 piezas por semana durante el último cuatrimestre del año, aunque aún tengo mis dudas.

 

Podría tomar hasta mediados de la década de 2020 hasta que los costos de los autos eléctricos alcancen a los que tienen motores de combustión interna, será entonces que los productores de petróleo tendrán que preocuparse por la disminución de la demanda del sector automotriz, sin embargo, la economía del petróleo no se basa en la producción de gasolina o diésel y en realidad, no afectará de manera significativa su precio.

 

Es así mis queridos lectores, que les dejo este pequeño razonamiento, pero como siempre, la última palabra la tienen ustedes.

 

Tags
Staff Oil & Gas Magazine

Equipo de redacción de Oil & Gas Magazine, nos gusta escribir sobre temas del sector petrolero nacional e internacional.

  • 1

!Suscríbete!