Oil & Gas Magazine

Revista de la industria del petróleo y el gas

México, sin nada que ofrecer en el TLC en materia energética

El mundo ha cambiado a un ritmo acelerado a cuanto las conformaciones de políticas-económicas, creando relaciones basadas en intercambio comerciales directos y de corto plazo. El tratado del libre comercio en vías de negociación y actualización entre EUA-Canadá-Mexico; es un ejemplo claro de una negociación abierta directa del cómo se negocia y clara por parte de los países. EUA es el primero en determinar sus objetivos principales y es secundándolo por Canadá con el capítulo 19, referente a las controversias, pero Mexico está la espera de sentarse en la mesa de negociaciones para posicionar sus objetivos, la pregunta que negociaremos o que tenemos para ofrecer de propiedad, intelecto, creación e influencia para estos dos países.

 

Recordemos que somos un país que exporta tecnología ensamblada de empresas; cuya tecnología esta patentada en otro país y estas podrían salir de nuestro país ante mejores garantías en otras latitudes del mundo.

 

Mexico debe asegurar en el TLC una estrategia energética de largo plazo ante las licitudes que tenemos actualmente, en fase de construcción en mercados que no se invierto por muchos años. Es importante aclarar para que un país hoy día puede crecer, debe tener una base energética sólida, autosuficiente y con recursos asegurados de largo plazo, ligado a una baja dependencia de otros.

 

EUA ha logrado alcanzar esto en 2015 con Canadá un intercambio comercial equilibrado y Mexico esta dependiendo en el trascurso del tiempo de EUA del cómo será su relación con nosotros.

 

El TLC se resumirá en negociar en abrir las fronteras en un  libre acceso comercial de lo que cada quien cree conveniente intercambiar uno de los otros que no tengan en su país. EUA-Canadá en la parte energetica no han comentado nada al respecto, el primero solo ha resumido en un párrafo sus objetivos:

 

Preservar y fortalecer las inversiones, el acceso a los mercados y las disciplinas de las empresas estatales que beneficien a la producción y transmisión de energía y apoyen la seguridad e independencia energéticas de América del Norte, al tiempo que promueven reformas continuas de apertura del mercado de la energía.

 

El mercado interno de Mexico abierto está en vía de desarrollo, siendo su maduración de toda la cadena energetica probablemente en 2023 a 2025, a donde las regulaciones, normativas y leyes sean adaptadas, modificadas y mejoradas.

 

EUA ha comentado que tiene un déficit comercial en el TLC y principalmente con Mexico, pero recordemos que el actual acuerdo no contemplaba la energía, ahora que estará en la mesa de discusión podrá ser usada como parte de presión para Mexico, ante el incremento de importación de materia prima, productos y energía, derivado de las desinversión en la cadena energetica de nuestro país por varias décadas.

 

En la gráfica siguiente de EIA de EUA, puede observar el déficit comercial directo entre el principal intercambio que se tiene ente EUA-Mexico, siendo nuestro país el que tiene el mayor déficit comercial no por desventajas o controversias, sino ante la falta una estrategia real de largo plazo en décadas pasadas, estamos a una relación 1:2 actualmente.

Podemos observar en la gráfica que ha disminuido la exportación de crudo y derivados del petróleo hacia y para EUA.

 

En un acuerdo comercial al negociarlo, deberás tener algún factor, ventaja o estrategia que te permita equilibrar las ganancias entre las parte involucradas. EUA-Canadá tienen asegurado entre ambos una relación comercial energética de largo plazo, consolidando su posición en 2017 ante el intercambio comercial continuo y libre.

 

Ahora México tiene que realizar una estrategia rápida en los próximos meses que nos ayude a tener materias primas, productos y energía a bajo costo, para poder ser introducido al país sin restricción alguna para compensar lo que no tenemos actualmente para el consumo interno. 2017 y 2018, serán desgastantes ante la conformación de mercados abiertos energéticos en nuestro país; con una polarización económica y la falta de certeza de quien realizara la inversión si la nación o los privados, donde ambos actualmente están  mermados ante la falta de flujos de efectivo para apalancar el crecimiento y con el sentido de reducir la contratación de deuda.

 

De acuerdo a información presentada por la Secretaria de energía en la presentación de la ronda dos licitación cuatro, presento la siguiente gráfica de la agencia de administración de información de Energía de EUA:

Muestra que en 2020 estaremos produciendo 2.2 millones de barriles diarios de crudo y será en 2030 donde alcanzaremos la producción de 3 millones de barriles diarios, siempre cuando los proyectos de las rondas licitadas y venideras alcancen los objetivos de producción establecidos en los programas en tiempo y forma.

Esto lo podemos transpolar a el gas natural;  en donde en el mes de abril de 2017, último dato disponible, se importó el 81% del gas natural consumido a nivel nacional. El consumo nacional, ascendió a 5,810 millones de pies cúbicos diarios (sin el consumo de pemex)  y se registraron importaciones por 4,683 MMpcd. A inicios de 2015 las importaciones significaban el 59% del consumo de gas natural; en lo que va de 2017 este porcentaje se disparó por encima de 80%.

Ambas materias primas son importantes para Mexico para la generación de energía. El crudo está procesando de los 2 millones de barriles actuales entre el 40 a 50% para refinar y respecto al gas; el incremento de importación se deriva de la mayor utilización por parte de la comisión federal de electricidad para producir electricidad.

Recordemos que la base de la producción de materias primas para ser transformadas en energía es PEMEX; siendo pilar del futuro energético de Mexico, pero actualmente tiene resultados desde un punto de vista financiero estables, pero los operativos que son los que deberían de interesarnos y revisar cómo ayudar a quitar carga de costos innecesarios a la empresa. El ultimo  estado de resultados las actividades principales para poder tener hidrocarburo en superficie de PEMEX; están contraídas como: la perforación exploratoria, nuevos pozos de desarrollo e inversiones en infraestructura. Estrategia ante un presupuesto contraído de inversión, es la producción en la reparación y mantenimiento de pozos, siendo ineficiente ante la contracción y en caída suave de las mismas, por el cierre de pozos de acuerdo con información del primer trimestre.

Esto que nos indica, debemos de replantar la pregunta:

¿Quién tiene el déficit comercial en la negociación del nuevo TLC ahora?

Fuente: Periódico 24 horas con información de la oficina de censo de EUA.

En la gráfica anterior se muestra el intercambio comercial entre los países en miles de millones de dólares al cierre del 2016 entre las principales materias, productos y energía.

Resumen:

  1. EUA – Canadá tienen problemas de intercambio de energía. NO
  2. El déficit comercial en el TLC es agrícola o tecnológico; NO

La tecnología requiere energía para ser usada.

  1. El déficit energético afectara el crecimiento de México, SI al ser codependientes.
  2. México deberá eliminar impuestos a las materias, productos o tecnologías relacionadas a la energía. SI
  3. El flujo entre EUA – Canadá hacia México de productos energéticos deberá ser libre. SI, para reducir precios al consumidor final.
  4. México deberá realizar una estrategia del gasto de la nación en el siguiente presupuesto aprobar para el 2018 y 2019, ante los nuevos cambios y acuerdos en el TLC. SI. Dejar de invertir en áreas que no tienen un retorno de la inversión o crecimiento individual. SI
  5. México en 2018 a 2024, deberá realizar una nueva reforma hacendaria, disminuyendo la carga fiscal a la sociedad. SI

La administración no deberá de controlar el flujo de efectivo circulante por la nación y dejándolo a la sociedad este para poder tener movilidad con un mayor poder adquisitivo.

  1. La administración 2018 a 2024 administrara riqueza. NO.

Deberá ser su principal objetivo asentar las bases administrativas de un mercado abierto interno, internacional en el TLC e incrementar el flujo de efectivo a la población.

  1. En 2024 al 2030, el administrador en turno de la nación, deberá tener crecimiento económico ante una madurez total de los mercados y el equilibrio energético en vías de crecimiento. SI
  2. El poder adquisitivo de la sociedad incrementara hasta el 2025 ante la reactivación económica total. SI

 

Siempre y cuando se logren los objetivos en la industria de hidrocarburos, eléctrico y los acuerdo del TLC que beneficien a Mexico para asegurar una estabilidad energética de largo plazo.

 

Recordemos que el mundo está cambiando y un TLC, no es la solución a los problemas de México. La respuesta está en cuáles son las necesidades de mediano a largo plazo, mediante el aseguramiento de mercados abiertos internos que generen la reducción de la exposición del dinero de la nación e incrementando el flujo de efectivo circulante de la gente. Debido a que el hidrocarburo será en 2040 menos del 50% de la materia prima para generar electricidad.

 

Fuente:

EIA – Agencia de Información de Energía (EIA)

SHCP – Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

PEMEX – Petróleos Mexicanos.

SENER – Secretaria de Energía.

!Suscríbete!