Oil & Gas Magazine

Revista de la industria del petróleo y el gas

Transparencia y certeza, pilares de la CNH

Por: Daniela Loredo

Las mejores entrevistas son aquellas que no lo son; dejan a un lado el protocolo “pregunta-respuesta” para convertirse en una plática tan fluida en donde el tiempo no es prioridad.

Justamente fue así nuestra charla con el Presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, Juan Carlos Zepeda Molina, un hombre de vastos conocimientos en materia energética pero también un ser humano con una riqueza espiritual invaluable.

El tema obligado, la Ronda 2.1 que en unos días tendrá su momento el próximo 19 de junio, cuando se lleve a cabo el Acto de Presentación y Apertura de Propuestas para sus 15 áreas contractuales bajo la modalidad de Contrato de Producción Compartida para la exploración y extracción de hidrocarburos localizadas en aguas someras del Golfo de México, dentro de las provincias petroleras Tampico-Misantla, Veracruz y Cuencas del Sureste.

Sin aún tener conocimiento de qué empresas integraban la lista final de licitantes, el Maestro Zepeda Molina auguró un resultado de éxito al proceso debido al número de compañías interesadas, entre ellas las norteamericanas, asiáticas, europeas y las ahora llamadas ‘independientes’.

“El número y la calidad de los jugadores para el tipo de proyecto es extraordinario. Considerando que ya estamos en la Ronda 2, 5ta Licitación, creo que aquellas que se inscribieron y precalificaron muy probablemente estén ahí, a diferencia de la Ronda 1, en la que era comprensible que empresas se registraran para conocer el procedimiento; todo apunta que tendremos por parte de todas ellas ofertas económicas”, señaló.

Sobre cuáles son los atractivos de las áreas contractuales en disputa, el Comisionado Presidente destacó el aprendizaje adquirido tras la R1, aunado a las ponderaciones que ha modificado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP); el tamaño de los bloques y los periodos de exploración mejor calibrados.

“En estos momentos estamos aprovechando la curva de aprendizaje que nos dejó la Ronda anterior sin olvidar que las extensiones de los bloques son más amplias, cerca de 400 km2. Aquí tenemos áreas contractuales que vienen desde Veracruz y atraviesan todo el litoral hasta Campeche en donde el potencial esperado son aceite ligero y en algunas, gas”, dijo.

Desde su perspectiva, gran parte del éxito de la R1 fue consecuencia de la evolución de la misma industria, es decir, su transición a ser la industria de la información en la que la Reforma Energética además de abrir el capital privado y fomentar las inversiones, demanda una industria de servicios que de apoyo al sector a través de las empresas de geofísica y de geología que gracias a sus estudios en sísmica, gravimetría, magnetometría brinden información del subsuelo previo a la perforación de un pozo.

“Tenemos mucha información que Pemex adquirió durante más de 70 años, pero no es toda la que podemos tener del subsuelo porque la tecnología de la exploración superficial evoluciona rápidamente; año con año nuevas herramientas para el estudio del subsuelo se dan a conocer y cada vez que hay una oportunidad, bien vale la pena salir y explorar otra vez”, comentó.

Recordó también que con la Reforma Energética las empresas de geofísica y geología pueden pedirle a la CNH un permiso para realizar nuevos estudios.

“En 2015, otorgamos permisos de exploración superficial; en poco más de dos años, esta industria ha invertido más de 2,000 millones de dólares en nuevos estudios de sísmica (…) los cuatro contratos adjudicados en la Cuenca Salina del Istmo dependieron en gran parte de la información adicional que generó la industria geofísica al mostrar imágenes sub salinas que no teníamos”, agregó.

Lecciones aprendidas

En este camino, no sólo la Comisión Nacional de Hidrocarburos ha sido la que ha tenido que aprender de la experiencia; la SHCP también lo ha hecho principalmente al momento de definir la fórmula de licitación y sus variables (regalía o el porcentaje de utilidad que se le paga al Estado y el compromiso de inversión).

“Al inicio, el promedio ponderado entre estas dos variables estaba muy cargado hacía la regalía y el porcentaje de utilidad al Gobierno; conforme pasaron las licitaciones la SHCP encontró un mejor balance y le aumentó el peso relativo al compromiso de inversión”, explicó.

La retroalimentación de los contratistas ha sido fundamental en este proceso de mejora constante, de ahí que se haya tomado la decisión de estandarizar las fechas de las licitaciones, de hacer más eficiente la precalificación de las empresas y por ende acelerar el ritmo de inversión en México.

Con respecto al primer punto, el Maestro Juan Carlos reiteró el rol de la CNH como regulador y cómo debe ser perfectamente predecible al tiempo de no generar sorpresas entre los participantes, por ello, de aquí en adelante se efectuará en el primer semestre del año las licitaciones en aguas someras y recursos convencionales en tierra, mientras que para la segunda mitad se celebrarán en aguas profundas y no convencionales; esto con la finalidad de ayudar a la planeación de las inversiones.

El segundo cambio se debió a comentarios de la misma industria quienes calificaban de ‘cardiaca’ la precalificación, espacio donde la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP analiza las capacidades financieras; solicita los estados financieros auditados, comprobantes de experiencia; contratos petroleros en otros países, y otros requerimientos.

“La recomendación vino por parte de nuestros colegas de Amexhi. Ellos nos hicieron ver que 24 o 48 horas no eran suficientes para reparar una falla en la documentación. Ahora, lo que estamos haciendo es que, en lugar de precalificar a las empresas en cada licitación, los vamos a certificar; tendrá una vigencia de cinco años y en ese tiempo sólo deben actualizar sus estados financieros y algún elemento que haya cambiado de manera significativa”, mencionó.

 

“Buscamos estandarizar, hacer eficiente el proceso, apalancarnos en el conocimiento de la industria, todo a efectos de poder acelerar el ritmo de inversión en México”, Juan Carlos Zepeda Molina, Comisionado Presidente de la CNH

 

Evolución

De acuerdo con el Comisionado Presidente, los 39 contratos adjudicados en Ronda 1 equivalen únicamente al 5% del potencial que tiene México en recursos prospectivos (cercano a 112,000 mdbpce).

Hoy por hoy la velocidad a la que van distintos países ofertando contratos petroleros es mucho más rápida que en nuestro país. Tan solo en la pasada R1, comprendida por cuatro licitaciones, implicó la licitación de 30,000 km2 cuando Brasil en su última ronda ofreció cuatro veces más.

El comparativo aumenta si hablamos de Colombia, un país que a pesar de su poco potencial en hidrocarburos ofreció 172,000, y Estados Unidos cuyo mar territorial en la jurisdicción americana es menor a la mexicana; ellos ofertaron nueve veces más.

Ante esta situación y con miras a escalar este ritmo de inversión, la Secretaría de Energía (Sener) comenzó un “Nomination Process” a través de internet; en complemento, la CNH abrió el banco de datos sostenido por una licencia de acceso a la información y un pago para que las empresas petroleras internacionales puedan acceder y nominen.

“En lugar de que únicamente contemos con los geofísicos de la CNH muy talentosos, pero finalmente, un grupo reducido… en lugar de contar con su capacidad de análisis para poder identificar las oportunidades del país, estás apalancándote en la capacidad de toda la industria petrolera internacional”, señaló.

Los “Nomination Process” ocurren en Canadá, Australia, la India, Colombia entre otros países.

 

Farmouts como sostén de Pemex

“El éxito de Pemex es estratégico para el país”, así lo consideró el Maestro Zepeda Molina quien también reconoció la limitada capacidad financiera de la petrolera nacional. En este contexto, “la forma de reactivar la inversión en la producción de Pemex es por la vía de asociaciones, de ahí que en su Plan de Negocios se prevé al menos concursar este año al menos 30 farmouts”, refirió el Comisionado.

Rumbo al final de la entrevista, el titular de la CNH habló sobre la prioridad de dicho Órgano de Gobierno, ésta es la transparencia: “Somos la primera dependencia que tiene publicada su declaración de intereses, nuestras sesiones son públicas y transmitidas a través de internet, no nos reunimos con las empresas durante las licitaciones; en mi opinión, es la mejor manera de hacer negocios, dando certeza a los inversionistas”, concluyó.

 

Juan Carlos Zepeda Molina

Su trayectoria profesional sobresale por los distintos cargos que ha asumido en el campo de la economía del petróleo, entre ellas, en la Secretaría de Hacienda, la evaluación de proyectos de inversión de Petróleos Mexicanos; diseño del régimen fiscal de Pemex; evaluación y seguimiento del presupuesto y finanzas de Pemex, y diseño de la política de precios de la industria petrolera. Asimismo, destaca su excelente gestión como Presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos desde 2009.

Su formación académica contempla una Licenciatura en Economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México; dos Maestría en Economía y Finanzas por parte de la Universidad Warwick, en Reino Unido y una Maestría en Economía por la Universidad de Georgetown en Washington, misma en la que realizó estudios Doctorales en Economía.

Este perfil se enriquece aún más por su calidad como ser humano, por la pasión que desborda al desempeñar su función, al amor a su familia y a Dios.

 

!Suscríbete!