Oil & Gas Magazine

Revista de la industria del petróleo y el gas

CNH, aliado estratégico de los contratistas

Regular de manera eficiente y confiable la exploración y extracción de hidrocarburos en México para propiciar la inversión y el crecimiento económico es la misión concreta de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, un Órgano de Gobierno que ofrece un valor agregado a los proveedores y contratistas que han mostrado un interés o han participado en las Rondas de Licitación previas.

Parte del plus que brinda es acompañarlos en el proceso, proporcionarles atención personalizada y garantizarles una disposición total en trámites legales u operativos. Asimismo, funge el rol de administrador de contratos, es decir, dar seguimiento al cumplimiento de los pactos suscritos con la misma Comisión; lo anterior se concentra en tres entendidos básicos: Dar cumplimiento con el contrato, la normatividad aplicable y los planes aprobados.

Alfonso Reyes-Pimentel, Director General de Asignaciones y Contratos de Exploración en Comisión Nacional de Hidrocarburos habló en entrevista sobre el tema y recalcó que acompañar al contratista en todo momento es con el fin de certificar que todo lo que se esté haciendo sea en apego a la ley o al contrato.

“La idea no es ser policías y mucho menos estar detrás de los contratistas para ver en qué momento se equivocan; buscamos únicamente ser los gestores para asegurar (como contrapartes del Estado) que el contrato sea exitoso y por ende la CNH en términos de la Reforma Energética; recordemos que si el contratista tiene ingresos también los tiene el Estado”, explicó.

Tipos de Contrato

De acuerdo con lo establecido en la Ley de Hidrocarburos, son cuatro las modalidades de contratación: Contratos de Servicios, de Utilidad o Producción Compartida, o de Licencia.

“La atribución de definir el modelo de contrato es de la Sener pero también en la misma Ley se define que ésta debe pedir opinión técnica a la CNH sobre qué modelo de contrato elegir; dicha resolución es no vinculante para la Secretaria”, agregó Reyes-Pimentel.

Es importante destacar que la CNH analiza diferentes aspectos del área contractual que se va a suscribir o que va a ser parte de una licitación, entre ellos:

  • Si tiene o no producción
  • Cuáles son los recursos esperados,
  • Si domina México las tecnologías para desarrollar este tipo de campos
  • El nivel de incertidumbre

“Siempre en un Contrato de Licencia el Estado recibe directamente la contraprestación de la producción, pero no hay recuperación de costos, en tanto que en Producción y en Utilidad si la hay, lo que significa que compartimos riesgos entre el contratista y el Estado. Por otra parte, si el contratista gasta mucho, entonces, tenemos que recuperar esos costos y el ingreso del Estado disminuye, pero para poder controlar estos costos nosotros le aprobamos planes y presupuestos que son los que va a ejercer el contratista y supervisamos la ejecución de los mismos”.

“En cambio, si observamos que en ciertos proyectos como en aguas profundas o no convencionales México y la CNH (el Estado en general) no tiene experiencia en las tecnologías, la recomendación es que sea Licencia para no compartir el riesgo asociado a la recuperación de costos, además, este modelo le da flexibilidad operativa al contratista”, detalló el directivo.

Sanciones

Cada uno de los contratos establece un programa mínimo de trabajo que al suscribirse obliga al contratista a cumplirlo; éste puede ir desde un cierto número de pozos, instalaciones o actividades contabilizadas por Unidades de Trabajo.

Una vez que el contratista cumpla con ello se puede dar por terminado el contrato mediante una Solicitud de Terminación Anticipada sin mayores consecuencias, por el contrario, existen dos opciones muy claras:

  1. Que el contratista pague el equivalente en efectivo de las actividades que no realizó del programa
  2. Que el Estado le aplique las garantías de cumplimiento adquiridas; de esta manera se asegura que se ejecute actividad en el área en cuestión o se reciban ingresos.

Contenido nacional

Con respecto a este tema, Alfonso Reyes-Pimentel subrayó que más allá de ser una contraprestación que recibe el Estado a través del Fondo Mexicano del Petróleo ya sea en especie o efectivo, el Contenido Nacional tiene otro beneficio muy importante: lograr que la actividad de los contratos detone contenido local en donde se estén desarrollando.

“Si un contrato llega al Estado de Veracruz para hacer actividades de perforación, la idea es que se contraten determinado porcentaje de personas, empresas o servicios locales que detonen la economía local”, concluyó.

!Suscríbete!